Esta propuesta pretende mejorar el Observatorio Geofísico en la Base Antártica Española Juan Carlos I (BAE), creado por los participantes en esta región remota, para dar valor añadido a sus registros (p.e., deduciendo información ionosférica del receptor GPS y de su combinación con datos de ionosondas clásicas y de sondeos oblicuos), para profundizar en el conocimiento de su entorno (en particular, del comportamiento "climatológico" y "meteorológico" del campo geomagnético y de la ionosfera, como elementos de dicho entorno), al modelado de este comportamiento en función de la actividad solar y de los eventos de Meteorología Espacial y ampliar la capacidad de transmisión de datos. Asimismo, la propuesta pretende alargar las series históricas de datos ya existentes y garantizar el registro continuo e ininterrumpido de éstas mediante nuevas acciones tecnológicas para mejorar el número de sensores y los sistemas de adquisición y abordar la transmisión durante la hibernada.

Otros objetivos de esta propuesta son el desarrollo de herramientas de previsión y predicción del comportamiento tranquilo y perturbado de los elementos antes mencionados y el diseño de un sistema que comunique los sensores de la zona próxima a la Isla Livingston por rebote ionosférico vertical.